Spaghetti con queso y pimienta

Te presentamos una interpretación de un plato clásico de pasta de la cocina de Roma y en general de la región de Lazio, denominado en italiano “cacio e pepe”, o sea “queso y pimienta”. El ingrediente principal de esta receta es el queso rallado. En Italia se utiliza el queso “pecorino romano”, un queso curado de oveja muy salado (4-5% de sal) que en cocina se usa casi siempre rallado. Se produce en la región de Lazio y se utiliza también en otras recetas de pasta originarias de esta región, como por ejemplo la “carbonara”. Como alternativa, te recomendamos utilizar otros quesos de oveja de pasta dura como el queso manchego. Para preparar esta receta te recomendamos que uses los Spaghetti Garofalo (Nº 9).

 

 

 

Tiempo de cocción

10

Raciones

4

Dificultad

baja

Ingredientes

  • 400 g de Spaghetti de Garofalo (n.9)

  • 150 g de queso manchego semi curado

  • Pimienta molida

Productos Garofalo

Preparación

  • 1

    - Para la cocción de la pasta utilizaremos una olla ancha y alta, con 4 litros de agua (1 litro cada 100 g de pasta) y 25-30 gramos de sal (6-8 g cada 100 g de pasta) que añadiremos solo cuando el agua llegue a ebullición, justo antes de los spaghetti.

  • 2

    - Durante la cocción de la pasta (10 minutos para los Spaghetti Garofalo n.9), y mientras preparamos los ingredientes de la receta, es importante que la removamos de vez en cuando con un tenedor de madera para que no llegue a pegarse.

  • 3

    - La pasta cocida, cuando se pasa a la sartén con la salsa, continúa cociéndose, por lo que, si la queremos “al dente”, es recomendable escurrirla 1 minuto antes respecto al tiempo indicado en la confección.

  • 4

    - Mientras se van cociendo los spaghetti, rallamos el queso y lo ponemos en un bol. Después, vamos añadiendo con un cucharón agua de cocción de la pasta y removiendo hasta que se forme una salsa cremosa. El almidón de la pasta ayudará a que no se generen grumos.

  • 5

    - Si fuera necesario ayudar a la fundición, ponemos el bol unos segundos encima de la olla de la pasta, digamos a baño maría, para terminar de ligar los ingredientes. La salsa debe quedar cremosa y sin grumos.

  • 6

    - Después, escurrimos la pasta (pero no demasiado, tiene que gotear un poco) y la servimos en un bol, incorporando por encima la salsa y una generosa cantidad de pimienta recién molida.

También podrían gustarle

Déjete sorprender por el sabor de Pasta Garofalo. Prueba también estas recetas.