Pasta al pesto

La salsa pesto es una de las más tradicionales de la cocina italiana. Es de origen genovés elaborada a base de ingredientes sencillos como la albahaca fresca, el queso, los piñones, el ajo y el aceite de oliva. Una receta ideal para combinar con Fusilli Garofalo Nº 63.

Tiempo de cocción

20'

Raciones

4

Dificultad

baja

Ingredientes

  • 400 g de Fusilli Garofalo (n.63)

  • 50 g de albahaca

  • 30 g de piñones

  • ½ vaso de aceite de oliva virgen extra

  • 50 g de queso Parmigiano Reggiano rallado

  • 20 g de queso pecorino sardo (o queso manchego semicurado) rallado

  • 1-2 dientes de ajo (al gusto)

  • 1 pizca de sal

Productos Garofalo

Preparación

  • 1

    - Tostamos ligeramente los piñones en una sartén, a fuego muy lento, y los dejamos enfriar en un plato.

  • 2

    - Lavamos las ramitas de albahaca, sin manipularlas demasiado y así evitar que se oxiden. Después, las secamos en la centrifugadora para lechuga.

  • 3

    - Separamos las hojas y las vamos poniendo en una picadora eléctrica, junto a una parte de los piñones, de los quesos, del ajo troceado, del aceite y la sal.

  • 4

    - Empezamos a picar la salsa, poco a poco, sin mantener pulsado demasiado tiempo el botón, para que la salsa no se caliente demasiado y al mismo tiempo no quede demasiado líquida. Poco a poco, vamos echando todos los ingredientes, hasta alcanzar la consistencia deseada.

  • 5

    - Mientras, vamos cociendo los fusilli en agua hirviendo con sal. Cuando estén listos, los escurrimos y los pasamos a un cuenco grande, que utilizaremos para servir la pasta. Cuando esté en el cuenco, no dejamos de removerla.

  • 6

    - Añadimos algunas cucharadas del agua de cocción de la pasta, para dar más cremosidad a la salsa.

  • 7

    - En el momento de servir en cada plato, podemos añadir más queso rallado y pimienta.