Casarecce con crema de espárragos, panceta crujiente y ricotta salada

Una receta de fácil preparación, para amantes de sabores delicados y auténticos. Un plato de pasta perfecto para realizar durante la primavera, cuando los espárragos verdes son recogidos y tienen un sabor óptimo. Y combinados con la panceta crujiente tendrán un punto extra de gusto y textura, que acompañará a la perfección a la ricota salada, un ingrediente muy común en la cocina del sur de Italia. Prepara esta receta con un formato de pasta corta, como los Casarecce Garofalo Nº 88.

Tiempo de cocción

25'

Raciones

4

Dificultad

baja

Ingredientes

  • 320 g Casarecce Garofalo (n.88)

  • 500 g de espárragos verdes

  • 120 g de panceta

  • 2 dientes de ajo

  • 1 chalota

  • 40 g de Parmigiano Reggiano rallado

  • 125 g de ricota salada

  • Aceite de oliva virgen extra

  • Sal

  • Pimienta negra

Productos Garofalo

Preparación

  • 1

    - Limpiamos los espárragos, eliminando las partes más duras. Después los cortamos en trocitos pequeños, dejando a un lado las puntas.

  • 2

    - Cortamos la chalota y la sofreímos en una sartén junto con un diente de ajo y una cucharada de aceite de oliva. Cuando comience a alcanzar temperatura, añadimos los trocitos de espárrago y, por último, las puntas. Las puntas de espárrago son más delicadas y necesitan un menor tiempo de cocción.

  • 3

    - Añadimos una pizca de sal y un vaso de agua y dejamos cocer durante 5-10 minutos. Acto seguido, separamos nuevamente las puntas de los espárragos y versamos el resto en un recipiente alto, para poder licuarlo con ayuda de una batidora, añadiendo cuidadosamente el Parmigiano rallado, una cucharada de aceite de oliva y un par de cucharadas de agua.

  • 4

    - Sofreímos la panceta, hasta que alcance una consistencia crujiente, y la retiramos del fuego, secando la grasa sobrante sobre un trozo de papel de cocina. La reservamos para más adelante.

  • 5

    - Cocemos nuestros Casarecce Garofalo en abundante agua hirviendo, con sal. Colaremos la pasta 3 minutos antes del tiempo de cocción indicado en la confección, conservando un vaso de agua de cocción para mantecar la pasta.

  • 6

    - Versamos la pasta en la sartén en la que hemos salteado previamente la panceta, añadiendo la crema de espárragos, la panceta y las puntas de los espárragos. Añadiremos poco a poco el agua de cocción de la pasta para poder ir amalgamando bien la pasta y el condimento.

  • 7

    - Servimos nuestro plato de Casarecce con las puntas de espárrago, la ricota salada, la panceta crujiente y una pizca de pimienta negra molida con molinillo.