Rigatoni al horno con pesto de calabacín, guanciale y provolone

Una receta perfecta para preparar en familia, como manda la tradición italiana. La “pasta al forno” es una preparación típica de los domingos italianos, cuando toda la familia se reúne en la mesa para disfrutar de una comida de esas que acaban bien entrada la tarde. En este caso, presentamos una receta alternativa, con una crema de leche que sustituye a la clásica bechamel y que acompaña con ligereza al gusto suave del pesto de calabacín. El toque crujiente del guanciale pondrá a todos de acuerdo en lo suculento de este plato. El mejor acompañante de esta receta no puede ser otro que el Rigatoni Garofalo Nº 35.

Tiempo de cocción

40'

Raciones

4

Dificultad

media

Ingredientes

  • 320 g Rigatoni Garofalo (n.35)

  • 1 L de leche

  • 450 g calabacín

  • 220 g queso provolone

  • 160 g guanciale

  • 70 g maicena

  • 80 g pistachos pelados

  • 40 g queso Grana Padano rallado

  • Menta fresca

  • 1 limón

  • Mantequilla

  • Aceite de oliva virgen extra

  • Sal

  • Pimienta negra

Productos Garofalo

Preparación

  • 1

    - Pelamos los calabacines, los cortamos a lo largo y los colocamos en una bandeja para horno, provista de papel vegetal. Salpimentamos, añadimos alguna hojita de menta y una cucharadita de aceite y horneamos a 180ºC durante 25 – 30 minutos.

  • 2

    - Una vez nuestros calabacines estén horneados, los cortamos en trocitos y los licuamos, con ayuda de una batidora, junto con los pistachos, una pizca de sal, una cucharada sopera de Aceite de Oliva Virgen Extra, 60ml de agua y 30ml de zumo de limón. Así habremos creado nuestro pesto de calabacín.

  • 3

    - Cortamos en trocitos el guaciale y lo salteamos en una sartén antiadherente durante 2 o 3 minutos, hasta que quede crujiente.

  • 4

    - Calentamos un litro de leche en una olla, hasta que llegue a su punto de ebullición, y añadimos sal y pimienta. En un recipiente aparte, mezclamos la maicena junto con otros 150ml de leche y unimos la mezcla a la leche hirviendo. Mezclamos con una cuchara de madera durante 2 minutos, añadimos el Gana Padano rallado y dejamos enfriar a parte. Nuestra crema de leche está lista.

  • 5

    - Hervimos la pasta en abundante agua con sal, hasta que quede al dente. Añadimos una pequeña cantidad de nuestra crema de leche templada y mezclamos con cuidado.

  • 6

    - Untamos con mantequilla el fondo de un recipiente para hornos y añadimos una capa de crema de leche. Posteriormente colocaremos nuestros Rigatoni Garofalo recubiertos de abundante salsa de pesto de calabacín. Añadimos el guanciale crujiente y el provolone rallado en la parte superior.

  • 7

    - Metemos en el horno la bandeja con nuestros Rigatoni Garofalo a 180 °C y dejamos gratinar durante 20 minutos. Una vez gratinados, serviremos nuestros Rigatoni Garofalo con pesto de calabacín y guanciale con una pizca de pimienta negra molida y alguna hojita de menta como decoración.

También podrían gustarle

Déjete sorprender por el sabor de Pasta Garofalo. Prueba también estas recetas.